¿Cómo cuidar nuestro Medio Ambiente y ser más amigables con él?, esto lo veremos en el siguiente trabajo. Literautas Garzonistas esperamos que lo disfruten! Además que empiecen a transformar cada uno de los espacios que tienen a su alrededor.

Fortaleciendo ambientes de aprendizaje

Por: Nancy Bonilla Valero

A través de este ejercicio comunicativo queremos compartir con ustedes estudiantes, maestros y comunidad en general, los aportes que como familia y con el apoyo de algunos miembros de la comunidad hemos realizado, al proceso emprendido desde la Sede Adelina Gutiérrez, en el Colegio Campestre Jaime Garzón.

En el marco de los proyectos de Metas de calidad, algunos maestros y maestras de la sede hemos querido asumir el reto de Construir una comunidad ecosostenible desde la escuela, y para ello nos hemos propuesto varias metas, que por supuesto, sólo serán realmente posibles cuando nos reencontremos nuevamente.

 

Sin embargo, y aprovechando que como familia (Ananse, Nancy y Rodolfo) nos encontramos en territorio, hemos aportado parte de nuestro tiempo, energía e ideas para mejorar algunos de los espacios en los que cotidianamente construimos escuela, espacios que se consideran ambientes de aprendizaje para construir comunidad ecosostenible.

En este ejercicio a distancia, les compartimos un antes y un ahora de algunos de los ambientes trabajados, con unas pistas pedagógicas que les proponemos para que nos sigamos pensando nuestros procesos pedagógicos. Por supuesto, muy importante mencionar que como miembros de la comunidad Sumapaceña, este ejercicio nos sigue permitiendo avanzar en nuestro propósito de Aprender a Vivir.

1. Cuarto de herramientas.¿Recuerdan el cuarto de herramientas? Bueno¡¡ Les cuento que por dentro todavía sigue un poco desordenado? ¿Pero, se acuerdan de la puerta? Pues estaba así, el día 23 de marzo cuando no volvimos a la escuela…claro, la mayoría, o mejor: no volvimos todos a la escuela.Pues con Rodolfo y Ananse, mis compañeros de la vida, y en este caso con ayuda de don Fabio, nuestro guarda de seguridad, logramos este CAMBIO EXTREMO.Y bualá!!

¡Bueno! Lo malo es que ya no van a poder meterse por debajo de la puerta para sacar la herramienta.

2. Los Caminos: Un día le dije a Rodolfo que la entrada del invernadero estaba como rara. ¿Recuerden que estaba atravesada la guaya? Desde ese momento se empeñó en que podría estar mejor. La verdad, él es el que ha hecho la mayoría de trabajo. Aunque con Ananse le hemos apoyado, pero a veces, por efecto de la cuarentena, sus arreglos no han soportado mi peso. Así, que le ha tocado armar varias veces el camino. Ah¡ Don Pedrito, siempre ha estado allí,  ayudándonos y riéndose de los chistes de Roro y admirando su ingeniería. En realidad, creo que burlándose un poco de la vida con nosotros. Creo que la  mayoría de veces se ríe de todo lo ignorantes que somos.  La entrada estaba así, como la ven en estas fotos.Ahora les comparto algunas fotos que muestran el trabajo arduo. ¡Ojalá les guste!

Ahora sí, podremos entrar más fácil la carretilla.

3. Reparando la entrada Criadero de plantas: Como en la vida hay que tejer…y la vida se teje cada día, tuvimos la bonita idea de transformar la dificultad en oportunidad. Esta polisombra tiene más de siete años con nosotros y ha sufrido los avatares de la vida. Pues con la ayuda de Ananse y de nuestro compañero Dario, los huecos de la entrada se convirtieron en estas lindas decoraciones.

 

¿Qué tal la mariposa? Nos quedó igualita a una de verdad…¿cierto?

La puerta también la restauramos con un pequeño retazo de polisombra que nos había quedado de nuestro azollario. El contraste de los colores, creo que aguanta.

4. Limpiando nuestros espacios: Por meternos de metidos, nos pusimos a escarbar y no sabíamos la basura que nos íbamos a encontrar.

¿Qué tal mi copla? - profe Giovanni. ¿O esto será un poema?

Pues un lugar al que le he tenido miedo siempre es este.

Siempre me preguntaba: ¿Qué habrá por debajo? Pues para arreglar el camino, toco limpiar el camino. Y esto nos encontramos:

 

Tejas de asbesto por montón,

 y eso que han matado a más de un millón.

8 lonas se llenaron,

varias tejas se encontraron

y unos palos pal fogón.

 

Al rector hay que pedirle una ayuda por favor, porque este suelo ya merito se desploma…sí señor. Sin embargo, ya he pensado que un proyecto surgirá, para que este suelo podamos recuperar.

 

 

Finalmente, así es que vamos,

esperando que prontito

ustedes vuelvan ayudarnos.

Siempre dos son más que uno

Eso me dijo mi esposo y mírennos,

juntos hace ya veinte años.

 

 5. Camino hacia al azollario: Nuevamente con la compañía de Don Pedrito, emprendimos la tarea de cuidar las moritas que tanto nos gustan y despejar el camino, de lo contrario ella sigue su principio de ocupar los espacios que a bien pueda para perdurar la vida.

Camino hacía la azolla,

una mora nos pinchaba,

¡ay¡  que ricas son las moras,

¡ay¡  que amarga es su pinchada.

Ahora si pueden pasar, sigan pues a comer moras y a cuidar el helecho de agua. Las gallinas nada que llegan, pero la azolla va viento en popa. Por ahora les seguimos ofreciendo a las familias que tengan gallinas, si les quieren dar un postre, pues aquí les cambiamos azolla por huevos… 

…No mentiras, el que quiera un poquito de azolla que traiga su valde.

Para los estudiantes de octavo, una buena noticia va: Cuando vuelvan sus proyectos podrán retomar, esperemos que sea pronto para los propósitos alcanzar.

 

6. Criadero de plantasPoco a poco continuamos cuidándoles las plantitas que ustedes habían dejado. Unas más se han sembrado Pa´ que comamos los vegetarianos…. Y los carnívoros y omnívoros también. Incluso las babosas han aprovechado. 

En este momento hemos cultivado algunas plantas, que de Chaquén, nuestro aliado, nos han llegado. Y las papas nativas que Yerson y David no sembraron, algunas hemos propagado. Por ahora, la semilla hemos garantizando.

Cuando vuelvan por aquí, tendremos pa´ hacer un picnic, con la profe Lucre en el curso de English-Science

 

AHORA

Este rincón le hemos dejado a la profe Lucre para que sus ideas, diré sus pensamientos puede sembrar, parece que una ensalada con las flores nos dará a probar.

Hay acelgas, menta, brocolí, tomillo, yerbabuena, cebolla larga, zanahoria y toronjil, arveja, tomate cherry, papa criolla amarilla, roja y negra, corneta y cubios, caléndula, tallos, habas, granadilla, uchuva, mora, diente de león, chulco lenteja y rábano.

Cuando vuelvan semillitas esperamos tener aquí, así vamos nutriendo nuestra sostenibilidad y seguro más allá podremos aportar a nuestra comunidad.

Al profe Alonso le pongo el reto que diga ¿quién es quién? Seguro con la ayuda de las niñas y los niños lo logrará, porque no sé si la matemática y sus fórmulas le servirán.

 

7. Mundo rabbit: En este sí que han crecido, y no paran de comer. Sin embargo, muy mala evaluación tendré. Eran tres cuando ustedes se fueron, después ocho se volvieron. Y ahora cuatro nos han quedado. A mí no me pregunten, pregúntele a los perros.

En este momento todos están liberados, en la casa dos habitaciones han quedado, machos y hembras están separados, aunque él bebe anda de lado en lado.

 

 

8. Cuidando nuestra Vereda: Identificas las diferencias que nuestro mural encuentras. Por ahora hay que contar que, pulgoso y su papá aparecerán. El talento de Jerson con la ayuda de Estefanía, en un día lluvioso nos vinieron a aportar para avanzar un poco más.

 

 

¡Ahora es tu turno de cuidar nuestro Bello Sumapaz!.

 ¡Nuestro planeta nos pide a gritos que seamos más amigables con él!

¡Está en nuestras manos!

¡JUNIO 5 DIA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE!